La función de FILTROS tiene por objeto hacer más fácil encontrar los textos más relevantes sobre ciertos ámbitos geográficos o temáticas específicas.
Pueden ser activados o desactivados mediante un “clic” en las casillas correspondientes. El activado de varias casillas da por resultado el cruce o el resumen de las temáticas y regiones elegidas.
Mostrar Filtros : Política de cambio climático (POLITICA) Cancelar
Por Dirk Hoffmann, 02 de Junio de 2020

En los Andes bolivianos, el cambio climático está afectando el ritmo del retroceso de los glaciares, así como los patrones de lluvia y la velocidad del viento. Estos factores de estrés se suman a las presiones existentes que han llevado a la migración de las zonas rurales a las zonas urbanas de montaña, especialmente a las ciudades de La Paz y El Alto.

Presentamos a continuación la versión en español del artículo “Andes bolivianos: Interacción entre derretimiento glaciar y migración” (“Bolivian Andes: Interplay between glacier melting and outmigration”) de Raoul Kaenzig y Dirk Hoffmann.

 Foto1.jpg

La ciudad de La Paz subiendo a las montañas

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 06 de Mayo de 2020
« Volver

La crisis global desatada por la pandemia del coronavirus es a la vez una emergencia sanitaria y una crisis socio-económica de dimensiones todavía no calculables, pero que empiezan a vislumbrarse.

Aunque en un primer momento el debate global sobre COVID-19 ha desplazado el otro debate global urgente, la emergencia climática, ahora comienzan a escucharse voces que analizan los aprendizajes de la lucha contra la pandemia para la lucha contra el cambio climático. Incluso hay personas que la ven como ventana de oportunidad para iniciar la transformación hacia un mundo de “cero carbono”.

Foto1.jpg

La consigna de la COP 25 en Madrid, diciembre de 2019

Ya van más de dos meses desde que la ciudad china de Wuhan había entrado a un confinamiento casi total “lock-down” para frenar la expansión acelerada del coronavirus. Con la excepción de algunos países vecinos, el mundo lo estaba mirando del palco. Hasta que los europeos despertaron con sus propios focos de infectados, primero Italia, pero luego también Alemania, Francia, España y el resto de los países. Tomados por completa sorpresa, todos ellos, sin excepción. Mal preparados, la gran mayoría.

A partir del “lock-down” de Italia a comienzos de marzo, todos los demás temas de actualidad han sido desplazados por la preocupación con la pandemia del COVID-19. Primero por los impactos de la emergencia sanitaria en la salud humana y en los sistemas de salud nacionales. Luego por los impactos económicos y sociales de las medidas de aislamiento declaradas en casi todos los países. El cambio climático como emergencia global había dejado el escenario.

El mundo al desnudo

La crisis del coronavirus ha ayudado a visibilizar un par de realidades, escondidas por el consumismo en el Norte y el crecimiento acelerado de las clases medias de la última década en muchos países del Sur Global. En primer lugar, nos ha dado una muestra de cuan interconectado está el mundo. A través de vuelos transcontinentales, COVID-19 ha llegado a casi todos los rincones del mundo en el paso de pocas horas, días o semanas. Ha dejado al descubierto el mal estado de muchos sistemas de salud, o sea a consecuencia de políticas neoliberales o por negligencia de los gobiernos. También ha mostrado la fragilidad de los arreglos económicos capitalistas, con cadenas de producción globalizados y un suministro “justo a tiempo” para evitar costos de almacenamiento.

No es todo, también es a través de COVID-19 que las desigualdades entre el Norte y el Sur Global han quedado, por uno, más visibles que nunca, y por otro lado, están creciendo todavía más. Los países del Sur ya sufren una hola de retiro de capital y la baja de la demanda de materias primas, mientras que con la imposición del confinamiento, las partes más pobres de sus poblaciones ya perdieron sus precarias fuentes de ingreso y pasan hambre.

Foto2f.jpg

La disminución de la contaminación atmosferica en la China, mostrada en base a la densidad troposferica de NO2. Fuente: Observatorio de la Tierra de la NASA

El impacto del coronavirus sobre el cambio climático

Sin embargo, con el paso del tiempo están saliendo los primeros comentarios y observaciones sobre la relación del coronavirus con el cambio climático. Imágenes satelitales mostraron como en la región de Wuhán en China la contaminación atmosferica había disminuido tremendamente (ver gráfico arriba). El cierre de gran parte de la industria, y luego de los vuelos internacionales y las grandes reducciones en el transporte, llevaron a una reducción en el uso de combustibles fósiles, por lo que varios observadores comentaron sobre los efectos benévolos de la pandemia sobre las emisiones globales.

Lo que nos ha enseñado la crisis económica de 2008-09, sin embargo, es que se trata de efectos temporales que, una vez que se supera la crisis, quedan aniquiladas, es decir las emisiones volverán dentro de poco nuevamente a sus niveles anteriores, dejando ninguna ganancia en la lucha contra el cambio climático.

Otro impacto de COVID-19 sobre el calentamiento global tiene que ver con la política climática. Con la prohibición de eventos masivos, han desaparecido de un día al otro las marchas y manifestaciones de los activistas de Fridays for Future. A pesar de grandes esfuerzos, el intento de llevar la protesta callejera masiva a la red no ha funcionado. Por parte de las Naciones Unidas ya se postergó sin nueva fecha la próxima cumbre climática COP 26, que iba a celebrarse en noviembre de este año en la ciudad de Glasgow en el Reino Unido. En el mundo ambientalista se teme que estas nuevas constelaciones puedan tener consecuencias muy negativas sobre la política de reducción de emisiones y la implementación del Acuerdo de París.

Aprendizajes de la pandemia de COVID-19 para la lucha climática

Yuval Noah Harari, autor del libro “Sapiens. De animales a dioses: Una breve historia de la humanidad”, enfatiza el efecto que la pandemia puede tener sobre los sistemas de vigiliancia digitales: “Si, la tormenta va a pasar, la humanidad va a sobrevivir, la mayoría de nosotros estará todavía vivo – pero vamos a estar viviendo en un mundo diferente. Muchas de las medidas inmediatas de emergencia pasarán a ser parte cotidiana de nuestras vidas”.

Analistas del Instituto Alemán para Estudios Regionales y Globales (GIGA) resaltan las consecuencias económicas y sociales para los países del Sur y señalan el potencial para cambios geopolíticos fundamentales: “En la escena de la política internacional, mientras que el gobierno de los EE. UU. no está en condiciones (y mostrando una falta de voluntad) para proveer ayuda a los países del continente, China está ocupando un rol público mucho más prominente en América Latina en el transcurso de la crisis de COVID-19”.

Jared Diamond, autor del libro “Armas, gérmenes y acero”, traza una línea directa entre COVID-19 y el cambio climático: “Probablemente, el próximo año, cuando hayamos desarrollado una vacuna, tendremos al Covid bajo control. Ahora, incluso si se infectara a los 7.700 millones de habitantes de la Tierra, e incluso si el 2% muriera, el número de muertos sería “solamente” de 154 millones. Eso dejaría aún 7.546.000 000 de personas vivas en el planeta. En otras palabras, el Covid no es una amenaza a la existencia humana, mientras sí lo es el cambio climático, el agotamiento de los recursos naturales, la desigualdad y las armas nucleares. Estos últimos pueden matarnos a todos y arruinar el estándar de vida de todos; el Covid no puede hacer eso”.

Comparando la emergencia sanitaria causada por el coronavirus, podemos ver algunos otros puntos de comparación con la crisis climática que valen la pena señalar, como es la importancia de estar preparados para cuando las crisis golpean. “No estábamos preparados para la crisis del COVID-19 y lo estamos menos aún para las inminentes consecuencias de desafíos persistentes y cada vez más graves como el cambio climático, la destrucción de la biodiversidad, la contaminación atmosférica que acorta la vida y la acidificación de los océanos”, constata Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE.

La crisis como oportunidad para una “recuperación verde”

Varios son los analistas que señalan la oportunidad que nos brinda la crisis de COVID-19 para aprender como mejor enfrentar la crisis mayor del cambio climático.

La directora de investigación del Instituto de Ecología de Estocolomo (SEI), Åsa Persson, lo expresa de la siguiente forma: “Estamos viviendo un evento que cambiará el mundo. Habrá un antes y un después de la pandemia de COVID-19. Es difícil predecir cómo será es mundo cambiado. Pero hasta cierto punto, está en nuestras manos”.

Dirk Messner, el director de la Agencia Alemana para el Medio Ambiente, dice: “Si la crisis de corona subraya una cosa, es el hecho de que nos encontramos todo en el mismo barco (más allá de las muchas desigualdades) y que ningún país está a salvo de los impactos de la pandemia. Tanto la crisis de corona como el cambio climático demandan solidaridad y conciliación de intereses entre naciones, para reducir riesgos comunes”.

Por una parte, se presenta una gran oportunidad - tal vez única - para la transformación económica hacia un mundo bajo en emisiones de gases de efecto invernadero. En las palabras de Nicholas Stern, uno de los economistas del cambio climático más importante del mundo: “Hay una oportunidad en la recuperación de las crisis de Covid-19 para crear un nuevo enfoque al crecimiento económico, que es una economía sostenible y resiliente, en armonía estrecha con el mundo natural”.

Con buena parte de las industrias de mayores emisiones cerradas o funcionando a media máquina, con cada semana de lock-down que pasa se abre más campo el debate desde el “Cómo volver a la normalidad?” hacia “Cómo queremos vivir después?” Toda persona que medianamente comprende la dimensión del reto que posa el cambio climático para la humanidad, ya está conciente que el modo de vida predominante en el planeta estaba lejos de ser sostenible. Era una “normalidad” venenosa, si así la queremos llamar.

Ahora, tenemos una gran ventaja si comparamos el cambio climático con el coronavirus, que es una amenaza desconocida e inédita, y es que sabemos exactamente lo que deberíamos hacer para enfrentar el cambio climático: salir de la economía basada en el carbono y bajar las emisiones de gases de efecto invernadero de manera rápida, drástica y permanente.

 

 

 

« Volver
Por Timothy Killeen, 02 de Septiembre de 2019

La Amazonía está en llamas, una vez más, como cada año hacia el final de la época seca. Pero este año los números de incendios en Brasil y Bolivia han alcanzado nuevamente tristes récords, con más de 1 millón de hectáreas quemadas sólo en Bolivia.

Presentamos a continuación una contribución del científico ambiental y experto en la Amazonía Timothy J. Killeen, cuya primera versión fue publicada en LinkedIn. El autor tiene una larga trayectoria de investigaciones y publicaciones sobre la deforestación en la región amazónica, entre ellas el libro “Una Tormenta Perfecta en la Amazonia. Desarrollo y conservación en el contexto de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA)”.

Foto1.jpg

Aumento de los fuegos en la Amazonía en 2019; fuente: Earth Observatory/NASA 

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 01 de Abril de 2019

El 21 de marzo pasado se celebró el Día Internacional de los Bosques declarado por las Naciones Unidas con el propósito de generar conciencia sobre la importancia de todos los tipos de bosques – para la biodiversidad, la lucha contra el cambio climático, la producción de agua y el bienestar de sus habitantes.

Al mismo tiempo, datos del Monitoreo Global de Bosques (Global Forest Watch) muestran que la velocidad de la deforestación en bosques tropicales se ha duplicado desde 2008; en los últimos 11 años se ha perdido aproximadamente un millón de km² - una superficie igual a la extensión de Bolivia.

Foto1.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 04 de Marzo de 2019

“¿Por qué estudiar para un futuro que ya no será, si nadie se ocupa de salvarlo?”, es la interrogante tajante de Greta Thunberg, quién entró a su huelga personal para salvar el futuro el día 20 de agosto de 2018 en Estocolmo, frente al parlamento de Suecia.

La idea de la “desobediencia estudiantil” frente a la falta de acción política en contra del cambio climático ha encontrado seguidores en otros países europeos bajo la consigna de “Los Viernes por el Futuro” (Fridays for Future). Para el viernes 15 de marzo, se está convocando a la mayor huelga estudiantil que el mundo haya visto.

Foto1.jpg

“Tarjeta roja para el cambio climático”; fuente: página web de la iniciativa “Fridays for Future” en Alemania.

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 07 de Enero de 2019

La vigesimocuarta conferencia climática de las Naciones Unidas COP 24 en Katowice, Polonia, terminó un día después de lo previsto con la aprobación de un “libro de reglas” o reglamento para la implementación del Acuerdo de París del 2015.

Más que un éxito, este resultado es visto por muchos con gran alivio – frente a la posibilidad de que las negociaciones podían haber fracasado, tirando por la ventana el multilateralismo, ya debilitado por el auge de los nacionalismos alrededor del globo.

Foto1.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 10 de Diciembre de 2018

Del 23 al 26 de octubre del año en curso se realizó el World Mountain Forum 2018 (Foro Mundial de Montañas 2018), la cuarta versión de una serie de eventos que se realizan cada dos años en los diferentes continentes.

Bajo la consigna “Montañas en un mundo cambiante: Reforzando alianzas y caminos hacia un futuro vigoroso para las montañas”, se reunieron alrededor de 300 participantes en Biskek, la capital de Kirguistán para avanzar la agenda del Desarrollo Sustentable de Montañas (Sustainable Mountain Development – SMD).

Foto1.png

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 02 de Abril de 2018

Vietnam es uno de los países más afectados por el cambio climático, entre otros elementos por sus dos grandes deltas fluviales – el del Río Rojo en el norte, y el del Río Mekong en el sur – y una larga costa de más de 3.000 kilómetros.

En relación a la adaptación y la mitigación del cambio climático, el panorama es complicado; por un lado existen diversas acciones para adaptarse a los múltiples impactos del cambio climático, mientras que al mismo tiempo se prevé un fuerte aumento de la capacidad de generación de electricidad en base a carbón durante las próximas décadas.

Foto1.jpg

Un cinturón angosto de manglares protege la costa del delta del Río Mekong. Foto: cortesía de Roman Sorgenfrei

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 05 de Marzo de 2018

En la mañana del 20 de septiembre de 2017, el huracán “María“, que por su paso ya había destruido buena parte de la pequeña isla caribeña de Dominica y las Islas Vírgenes, pasó por Puerto Rico, dónde causó destrozos catastróficos, dejando toda la isla sin electricidad. Ya era el tercer huracán fuerte de la temporada.

Para los expertos de la reaseguradora Munich Re el nivel de daños económicos causados por estos tres huracanes son parte de la “nueva normalidad”, cortesía del cambio climático. Pasó casi medio año, pero los daños todavía no han sido reparados por completo – probablemente también parte de la “nueva normalidad” para las víctimas en los países del Sur.

Foto1.jpg

La destrucción del sistema eléctrico de Puerto era casi completa; photo: Puerto Rico National Guard/Creative Commons

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 04 de Diciembre de 2017

La primera mala noticia ya había llegado un par de semanas antes del comienzo de la tercero vigésima Conferencia Climática de las Naciones Unidas COP 23: Las emisiones de dióxido de carbono habían aumentado nuevamente en el año 2017, después de haber mantenido su nivel durante casi tres años.

La COP 23 misma no trajo resultados de envergadura, que era de esperarse, porque no se trataba de tomar grandes decisiones, sino avanzar en la implementación del Acuerdo de París sellado hace dos años en la capital de Francia.

foto1 copia.jpg

Bienvenidos a la “COP del Pacífico” de Fiyi en la ciudad de Bonn, Alemania.

[leer más]


Artículos anteriores:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
Suscribirme al blog

Si desea recibir nuestros aportes directamente vía email,
por favor envíenos un mensaje al siguiente correo electrónico:
suscripcion@bolivian-mountains.org
Si no desea recibir más nuestros aportes por email,
por favor envíenos un mensaje a la misma dirección, colocando en el asunto
[Cancelar suscripción]

Buscar
Buscar
Filtros
Ámbitos Temáticos
Ámbitos Geográficos
Agenda
Enlaces comentados
Instituto Boliviano de la Montaña - BMI

El Instituto Boliviano de la Montaña - BMI es una fundación sin fines de lucro con ... [Visitar]

Lo mejor del Klimablog
Bolivia + 4
Diseño y Desarrollo: Aleph Consult