Por Dirk Hoffmann, 02 de Febrero de 2015

En la entrada anterior se ha presentado la primera parte del nuevo libro de los investigadores socio-ecológicos Gerardo Honty y Eduardo Gudynas “Cambio climático y transiciones al buen vivir. Alternativas al desarrollo para un clima seguro”, en la cual los autores han resumido el panorama energético y de cambio climático regional y global.

Presentamos en esta entrada al Klimablog la segunda parte, “Alternativas al desarrollo y transiciones”, que contiene la propuesta concreta de los autores para la re-orientación de las políticas de “desarrollo” en América del Sur y Central y para un liderazgo climático latinoamericano.

Foto1020215.jpg

Gerardo Honty (izq.) y Eduardo Gudynas (dcha.) en la Cumbre de los Pueblos en Lima, diciembre de 2014

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 26 de Enero de 2015

Gerardo Honty y Eduardo Gudynas del Centro Latino Americano de Ecología Social (CLAES) aprovecharon la Cumbre de los Pueblos  paralela a la Conferencia Climática COP 20 en Lima en diciembre pasado para presentar su nuevo libro “Cambio climático y transiciones al buen vivir. Alternativas al desarrollo para un clima seguro”.

Presentamos en esta entrada al Klimablog la primera parte del libro, “El paradigma de desarrollo y la situación climática”, donde los autores resumen el panorama energético y de cambio climático. La segunda parte (“Alternativas al desarrollo y transiciones”), que contiene la propuesta concreta para la re-orientación de las políticas en América Latina, será presentada en la siguiente entrada al Klimablog.

Foto1260115.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 19 de Enero de 2015

Dinamarca acaba de sentar un nuevo récord mundial en la producción de electricidad en base a fuentes renovables: Durante el año 2014 produjo el 39,1 por ciento de su electricidad en base a energía eólica.

Con este dato el país del norte europeo de apenas 5,6 millones de habitantes está en buen camino de lograr su meta de producir la mitad de su electricidad en base a fuentes renovables en 2020, y da un impresionante ejemplo de lo que una pequeña nación puede lograr en la lucha contra el cambio climático.

Foto1.jpg

Parque de turbinas eólicas en mar abierto; fuente: DEA, 2013

[leer más]
Por Cecilia Requena, 12 de Enero de 2015

Con la aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP 21) de París, el año 2015 es un año clave para los temas que conciernen la base vital de la humanidad.

En esta nota, la investigadora y docente Cecilia Requena presenta apuntes sintéticos a propósito de los desafíos para la sociedad civil boliviana planteados por estos dos procesos de toma de decisiones globales.

Foto1 copia.jpg

 Activistas climáticos en la Marcha de los Pueblos en la COP 20 de Lima en diciembre de 2014

[leer más]
Por Toni Keppeler, 05 de Enero de 2015
« Volver

De poco a poco el aumento del nivel del mar se come un archipiélago frente a la costa de Panamá. Casi 40.000 mil personas del pueblo de los Guna tendrán que mudarse a tierra firme.

Presento a continuación una versión resumida del reportaje original “Der Ort der Zuflucht versinkt im Meer” (Cuando tu hogar de refugio se hunde en el mar) del periodista alemán Toni Keppeler de Latinomedia.

Foto1050115 copia.jpg

En noviembre empieza el tiempo difícil. El viento viene desde el norte y empuja el agua hacia las islas, se vuelve tormenta y arrasa con las pequeñas casetas de paño de paja o calamina, erigidas en pilotes. Las olas abren brechas grandes en las barreras de pedazos de coral, construidas con mucho esfuerzo. Es cuando Gardi Muladup está bajo agua.

Nadie sabe cuándo exactamente viene el agua, pero siempre viene, esto es seguro. Siempre viene en esta época, ya hace años, en noviembre, en diciembre y a veces recién en enero. Más tarde, comienza a bajar la intensidad del viento del norte.

2008 era un año especialmente feo. “Estábamos bajo agua hasta las rodillas durante diez días”, dice Carlos Pérez. Nadie podía salir de la isla. Una travesía hacia tierra firme en las pequeñas embarcaciones de un solo tronco y contra viento y marea hubiera sido demasiado peligroso. “No podíamos ir a buscar agua y alimentos”, cuenta Pérez. Pero cuando llega el agua, se vuelve imposible cocinar en la mayoría de las casitas. Son muy pocos los que tienen una cocina a gas; la mayoría cocina en las cocinas tradicionales, que no son mucho más que un hueco en el piso – y este se llena con agua primero.

Carlos Pérez es sagla en Gardi Muladup, el líder político y espiritual de la comunidad de 350 personas. Es de estatura pequeña y delgada y debe tener unos 70 años, siempre viste sombrero y corbata como señal de su autoridad.

Gardi Muladup se encuentra en el golfo de Gunayala, a pocos kilómetros de la costa caribeña de Panamá. La pequeña isla pertenece al archipiélago del mismo nombre, un grupo de 350 islotes que se distribuyen entre el golfo y la frontera con Colombia. Ninguno de los islotes sale por más de dos metros por encima del nivel del mar; 49 de ellos son habitados. Casi 40.000 personas del pueblo de los Guna viven ahí. En el transcurso de los próximos años todos ellos tendrán que mudarse a tierra firme. Porque el nivel del mar sigue aumentando.

Existe un solo estudio científico sobre las islas de Gunayala, que data de 2003. En base de mediciones de los arrecifes de coral los biólogos marinos han reconstruido que entre 1907 y 1975, el aumento del nivel del mar en la costa caribeña de Panamá era de 2 milímetros por año. Después de esta fecha ha aumentado dramáticamente, a 2,4 centímetros por año. Este dato está en línea con otros fenómenos del cambio climático. El derretimiento del Ártico y de los glaciares tropicales también ha acelerado de manera explosiva desde mediados de los años 70.

El aumento del nivel del mar

Tradicionalmente, los Guna usan pequeños bloques de coral que sacan de los arrecifes cercanos para fortalecer las costas de sus islas, una práctica que los ambientalistas de ciudad de Panamá querían prohibir para proteger los arrecifes. “Cuando yo era joven, hace cuarenta o cincuenta años, con marea baja podíamos caminar hasta los arrecifes, cuenta Pérez. “Esto ya no se puede hacer hace mucho tiempo, el agua es demasiado profunda”. Y cuando llegan las tormentas de fin de año, muchas veces el trabajo de meses es arrasado por la fuerza de las olas. “Hace cinco años debatimos sobre la necesidad de mudarnos hacia tierra firma”, dice el sagla, “ya es tiempo de movernos”.

Ya existe un plan para un pueblo nuevo, elaborado por un ingeniero. Pero se necesitaría tierra, y se necesitaría dinero. Del gobierno en ciudad de Panamá, dice Pérez, no están recibiendo ningún apoyo concreto.

Foto2f050115.jpg

Gardi Muladup se encuentra a 15 minutos en bote desde otra isla más grande y más cerca de tierra firme, Gardi Sugdub. Ahí viven más de mil Guna. Sufren menos de las inundaciones recurrentes que sus vecinos. Máximo una semana el agua les llega hasta los tobillos, cuando la tormenta empuja el agua hacia la isla. Sin embargo, sus habitantes han decidido ya hace cinco años: “Retornaremos a tierra firme”. Pablo Presiado, el sagla de Gardi Sugdub, lo dice con toda convicción y ofrece una fecha: El primero de enero de 2015 comenzará el traslado.

¿Retornar? – “Si, estamos retornando a tierra firme”, dice Presidio, porque es de ahí de donde viene su pueblo hace poco más de 150 años para habitar las islas de Gunayala. Los Guna vivían originalmente en lo que hoy es Colombia, donde unos mil de ellos todavía viven en las montañas de la provincia Antioquia. La mayoría de ellos, sin embargo, había migrado 500 años atrás a lo que hoy es Panamá. Vinieron desde las montañas y comenzaron a poblar la franja costera, porque ahí la tierra es más fértil, mejor para cultivar yuca, arroz y plátano.

Pero en la planicie costera abundan los mosquitos, especialmente entre los meses de febrero y abril. Con sus picaduras trasmiten fiebre amarilla, malaria y dengue. Los Guna se escaparon de estas enfermedades a las islas del golfo, donde no había mosquitos debido a la brisa del mar constante. Pero porque ahí no había agua, solo podían establecer sus asentamientos cerca de la desembocadura de algún arroyo.

La autonomía de la Comarca Gunayala

Recién viviendo en las islas los Guna se volvieron pescadores. Sus chacras se quedaron en la planicie de tierra firme. Hoy día la región que incluye las islas y la franja costera hasta las montañas, se llama Comarca Gunayala y goza de una autonomía única en América Latina. En las islas no hay alcaldes, sino solamente los líderes espirituales y religiosos de los Guna. Ellos son elegidos, pero sus mandatos pueden ser revocados. Se practica una justicia tradicional, que no conoce de cárceles, sino la “reprensión pública” con carácter instructivo de los delincuentes.

Gardi Sugdub es toda una pequeña ciudad en medio del agua. Cuenta con una calle comercial, dos muelles y hasta con una antena de comunicación para teléfonos celulares. Desde aquí salen los botes con motor fuera de borda. Se llega a Gardi Muladup en unos 15 minutos. Hasta las islas cerca de la frontera colombiana son 8 horas de viaje.

Foto2f050115.jpg

Muchas de las canciones tradicionales cuentan la historia del pueblo Guna. “Las islas no aparecen en ninguna de nuestras canciones tradicionales”, dice el sagla Pablo Presiado. Las canciones se remontan a los tiempos antes de la llegada de los Guna a las islas. Es por eso que el retorno a tierra firme no pondría en peligro la cultura de su pueblo, dice Presiado.

Las condiciones para un traslado son casi idóneas. La comunidad es  dueña de 17 hectáreas en tierra firme, casi tres veces el tamaño de su isla. El terreno se encuentra a solo un kilómetro desde la costa, lo suficientemente alto para estar protegido contra inundaciones. El gobierno ha prometido de construir un hospital y un centro escolar con internado para toda la región de las islas.

El hospital debería haber sido inaugurado en junio de 2014. Solo existe la estructura de concreto, una ruina con pátina de hongos en la selva. Del centro escolar, cuya inauguración había sido prevista para octubre, solo existe un esqueleto. Por lo menos ahí se está trabajando.

Los ciclos de la vida

Según la creencia de los Guna, cada planta y cada animal tienen un ciclo de vida, al igual que los hombres. Si se estudia y entiende estos ciclos, es posible encontrar un balance como todos pueden convivir con todos.

Este balance con la selva más allá de la costa quiere buscar Victoria Navarro, presidenta de la asociación de mujeres de Gardi Sugdub. “No vamos a talar más árboles de lo que es estrictamente necesario”, dice. 450 m² para cada familia: suficiente para una casa y un huerto. Los Guna no quieren más y piensan que tampoco les corresponde. “No podemos quitar al bosque más de lo que realmente necesitamos”, dice Navarro.

A nivel global el equilibrio con la naturaleza ya ha sido destruido, y por eso estaría aumentando el nivel del mar. “Son los países grandes y ricos, que lo gastan todo, el petróleo, el carbón”, dice. “Esto ya no se puede arreglar”. Lo único que les queda a los Guna es huir hacia tierra firme, “no es por nuestra culpa, pero nosotros lo tenemos que sufrir”.

Victoria Navarro sabe que su pueblo ha vivido mucho más tiempo en tierra firme que en las islas. Que eran cazadores y campesinos, y no pescadores en el mar. Pero ella ya no se podrá acostumbrar a esta nueva vida, que se canta en las canciones tradicionales. Con sus 53 años se cree demasiado vieja. Pero tal vez algún día para sus nietos va a ser normal ver el mar en la distancia. “A mí me va hacer mucha falta escuchar el sonido de las olas, cuando todo se vuelve tranquilo en la noche y no se escucha ninguna otra cosa”.

 

Toni Keppeler, 58, escribe análisis y reportajes de América Latina para diferentes periódicos y revistas de idioma alemán (www.latinomedia.de)

 

 

« Volver
Por Dirk Hoffmann, 01 de Enero de 2015

Estimados lectores,

Desde las páginas virtuales del Klimablog les deseo éxito en sus emprendimientos para este nuevo año que comienza.

¡Para todas y todos deseo que el 2015 sea un año
de buenas noticias en la lucha por el clima!

 Año nuevo.jpg

Dirk Hoffmann

Editor Klimablog

www.cambioclimatico-bolivia.org

 

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 29 de Diciembre de 2014

En la última entrada del año quiero presentar el video “La Paz, enfrentando el cambio climático” sobre los impactos del cambio climático en la ciudad de La Paz y los esfuerzos realizados para adaptarse a las nuevas realidades.

El video tiene una duración de 15 minutos y ha sido filmado en base de un guión preparado por Pamela Diana Pozo Luna de la Alcaldía de La Paz. La realización estaba a cargo de Marcos Loayza, uno de los más importantes directores de cine de Bolivia.

 

Foto1f291214.jpg

Imagen: Gobierno Autónomo Municipal de La Paz

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 24 de Diciembre de 2014

Estimados lectores,

Ha pasado nuevamente un año lleno de actividades y noticias; el equipo del Klimablog desea para todas y todos sus lectores una Navidad tranquila junto a sus seres queridos.

Si todavía te falta un regalo de último minuto, te sugerimos algo diferente: Regala a la persona que te importe una suscripción al Klimablog del Instituto Boliviano de la Montaña. La suscripción es gratuita y puede ser terminada en cualquier momento.

Solo hay que enviar un e-mail a: suscripcion@bolivian-mountains.org con la dirección de la persona elegida.

¡Felices Fiestas!

 

Foto navidad.jpg

 

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 22 de Diciembre de 2014

En la madrugada del domingo, 14 de diciembre de 2014, terminó la vigésima Conferencia Climática de las Naciones COP 20 en Lima, con dos días de sobretiempo y un resultado muy decepcionante.

Lejos de “preparar la escena para París”, como había esperado la Secretaria General de la Convención Climática, Christiana Figueres,  los negociadores en la COP 20 apenas han podido evitar el descarrilamiento del proceso de negociaciones climáticas. Presentamos a continuación los puntos principales del “Llamado de Lima a la Acción Climática”.

Foto1221214 copia.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 15 de Diciembre de 2014

El domingo en la madrugada ha terminado la Conferencia Climática de Lima, dos días después de lo previsto. El resultado es un acuerdo muy débil y poco satisfactorio, que deja más dudas que expectativas para la próxima Conferencia en París a finales de 2015.

Sin embargo, si miramos el cuadro más grande, más allá del espacio reducido de las negociaciones de la COP 20, podemos encontrar una buena cantidad de señales de esperanza.

Foto1f151214.jpg

[leer más]


Artículos anteriores:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34
Suscribirme al blog

Si desea recibir nuestros aportes directamente vía email,
por favor envíenos un mensaje al siguiente correo electrónico:
suscripcion@bolivian-mountains.org
Si no desea recibir más nuestros aportes por email,
por favor envíenos un mensaje a la misma dirección, colocando en el asunto
[Cancelar suscripción]

Buscar
Buscar
Filtros
Ámbitos Temáticos
Ámbitos Geográficos
Agenda
Enlaces comentados
Instituto Boliviano de la Montaña - BMI

El Instituto Boliviano de la Montaña - BMI es una fundación sin fines de lucro con ... [Visitar]

Lo mejor del Klimablog
Bolivia + 4
Diseño y Desarrollo: Aleph Consult