Por Cecilia Requena, 09 de Marzo de 2015

“¿Acaso hemos olvidado esta reciente tragedia que continúa haciendo estragos?”, pregunta Cecilia Requena, nuestra autora invitada para recordar el cuarto aniversario del accidente atómico en la central nuclear de Fukushima, Japón, el 11 de marzo de 2011.

Mediante esta entrada al Klimablog nos adherimos a las conmemoraciones para las víctimas del “uso pacífico” de la energía nuclear en el mundo y reiteramos nuestra convicción que la energía nuclear no tiene lugar en la lucha contra el cambio climático.

Foto190315.jpg

La planta nuclear de Fukushima; fuente: http://www.tepco.co.jp

[leer más]
Por Kathryn Robertson y Dirk Hoffmann, 02 de Marzo de 2015

La Ruptura de Lagunas Glaciares (Glacial Lake Outburst Floods – GLOFs) en zonas de alta montaña es un fenómeno claramente ligado al calentamiento global, causa principal del retroceso glaciar. El único caso documentado de una inundación debido a la ruptura de una laguna glaciar en Bolivia hasta la fecha ha ocurrido en 2009 en Keara, pequeño pueblo en la Cordillera Apolobamba.

En 2014, la investigadora inglesa Kathryn Robertson estaba en la región para realizar un estudio de campo detallado de la laguna “PEL_ORCO_002” en la cabecera del valle de Pelechuco. Presentamos a continuación una versión abreviada y traducida de su informe de campo.

Foto1final copia.jpg

Mapa de ubicación de la laguna glaciar en el valle de Pelechuco (K. Robertson)

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 22 de Febrero de 2015

Tuvalu es considerado uno de los países del mundo más vulnerable al cambio climático. Sus nueve grupos de pequeñas islas y atolones tienen una altitud promedio de solo 2 metros sobre el nivel del mar.

Sin embargo, los 10.000 habitantes no quieren verse solamente como potenciales refugiados climáticos, pidiendo ayuda al resto del mundo. En foros internacionales, el gobierno denuncia los impactos del cambio climático sobre las condiciones de vida de su país; en casa la población busca formas de adaptarse.

Foto1230215.jpg

La capital Funafuti en Tuvalu desde el aire; foto cortesía de Shuuichi Endou.

[leer más]
Por Amos Batto, 16 de Febrero de 2015

Reacción Climática ha lanzado la campaña “¡Este Carnaval No dañes la Capa de Ozono!”, alertando sobre la destrucción de la capa de ozono por el uso de espumas carnavaleras, que por su contenido de hidroclorofluorocarbonos además contribuyen al calentamiento global.

Con motivo de las fiestas carnavaleras de estos días, presentamos aquí una versión abreviada del texto “Debe ser prohibida la venta de espumas carnavaleras que contienen gases de flúor” de Amos Batto, investigador de Reacción Climática y TierrActiva. La versión extendida incluye además todas las referencias y fuentes usadas por el autor.

Foto1160215.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 09 de Febrero de 2015

En su reciente visita a la India, el presidente de los Estado Unidos, Barack Obama, ha pretendido convencer al primer ministro Narendra Modi de comprometerse a metas concretas para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, Modi dejó muy claro que la prioridad de su gobierno era la lucha contra la pobreza y el desarrollo económico – y no el cambio climático. Los acuerdos bilaterales en términos de energía y clima priorizan la energía nuclear y facilitan inversiones norteamericanas en los sectores solar y eólica.

Foto1 copia.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 02 de Febrero de 2015

En la entrada anterior se ha presentado la primera parte del nuevo libro de los investigadores socio-ecológicos Gerardo Honty y Eduardo Gudynas “Cambio climático y transiciones al buen vivir. Alternativas al desarrollo para un clima seguro”, en la cual los autores han resumido el panorama energético y de cambio climático regional y global.

Presentamos en esta entrada al Klimablog la segunda parte, “Alternativas al desarrollo y transiciones”, que contiene la propuesta concreta de los autores para la re-orientación de las políticas de “desarrollo” en América del Sur y Central y para un liderazgo climático latinoamericano.

Foto1020215.jpg

Gerardo Honty (izq.) y Eduardo Gudynas (dcha.) en la Cumbre de los Pueblos en Lima, diciembre de 2014

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 26 de Enero de 2015

Gerardo Honty y Eduardo Gudynas del Centro Latino Americano de Ecología Social (CLAES) aprovecharon la Cumbre de los Pueblos  paralela a la Conferencia Climática COP 20 en Lima en diciembre pasado para presentar su nuevo libro “Cambio climático y transiciones al buen vivir. Alternativas al desarrollo para un clima seguro”.

Presentamos en esta entrada al Klimablog la primera parte del libro, “El paradigma de desarrollo y la situación climática”, donde los autores resumen el panorama energético y de cambio climático. La segunda parte (“Alternativas al desarrollo y transiciones”), que contiene la propuesta concreta para la re-orientación de las políticas en América Latina, será presentada en la siguiente entrada al Klimablog.

Foto1260115.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 19 de Enero de 2015

Dinamarca acaba de sentar un nuevo récord mundial en la producción de electricidad en base a fuentes renovables: Durante el año 2014 produjo el 39,1 por ciento de su electricidad en base a energía eólica.

Con este dato el país del norte europeo de apenas 5,6 millones de habitantes está en buen camino de lograr su meta de producir la mitad de su electricidad en base a fuentes renovables en 2020, y da un impresionante ejemplo de lo que una pequeña nación puede lograr en la lucha contra el cambio climático.

Foto1.jpg

Parque de turbinas eólicas en mar abierto; fuente: DEA, 2013

[leer más]
Por Cecilia Requena, 12 de Enero de 2015
« Volver

Con la aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP 21) de París, el año 2015 es un año clave para los temas que conciernen la base vital de la humanidad.

En esta nota, la investigadora y docente Cecilia Requena presenta apuntes sintéticos a propósito de los desafíos para la sociedad civil boliviana planteados por estos dos procesos de toma de decisiones globales.

Foto1 copia.jpg

 Activistas climáticos en la Marcha de los Pueblos en la COP 20 de Lima en diciembre de 2014

2015: La sociedad civil boliviana frente a momentos decisivos para la base vital del planeta

El año que apenas inicia, 2015, llega particularmente cargado de desafíos en lo que concierne a la base vital de la humanidad, aquélla que es más comúnmente denominada como la esfera de lo “ambiental”.

Tomando nota de la agenda de hitos internacionales de 2015, activistas y líderes de opinión consideran que este año presenta una constelación de oportunidades críticas que los gobiernos y la sociedad civil deben aprovechar al máximo, en vista de que no se repetirán fácilmente, pero sobre todo porque los márgenes para la toma de decisiones con impacto significativo están agotándose. Informes como el más reciente Quinto Informe (AR5) del IPCC han dejado en claro que la falta de prontas decisiones dificultará aún más las condiciones en que se darán futuros intentos por resolver grandes desafíos globales, como los planteados por el cambio climático.

En julio de 2015 los dirigentes del mundo se reunirán en Addis Abeba (Etiopía) para formular las reformas del sistema financiero. En septiembre de 2015, volverán a reunirse para aprobar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a fin de que guíen las políticas nacionales y mundiales hasta 2030 y, en diciembre de 2015, los dirigentes se reunirán en París para aprobar un acuerdo mundial encaminado a evitar los peligros en aumento del cambio climático inducido por el hombre.

Los desafíos comunes a los procesos de aprobación de los ODS y de la COP 21

La organización y la legitimidad interna de la sociedad civil boliviana interesada en estos temas e independiente del gobierno, es de notoria debilidad y de insuficiente articulación.  Entre las razones de esta situación cabe mencionar las siguientes:

La consolidación, mediante un amplio triunfo electoral del partido de gobierno, de una posición hegemónica que implica la apuesta por un modelo de desarrollo y unas políticas públicas insostenibles (neoextractivismo), así como el afianzamiento de un modelo de gestión política autoritario, que tiende a debilitar y a no tomar en cuenta las voces críticas de la sociedad civil (pueblos indígenas, ciudadanía, universidades, ONG, medios). En segundo lugar está el desconcierto conceptual y programático derivado de la exitosa y justificada impugnación a categorías como “desarrollo sostenible”, sin que se haya logrado, aún, formular categorías alternativas como “Vivir Bien” con la claridad requerida para su aplicación concreta en políticas públicas.Como tercer punto, existe una debilidad histórica de la sociedad civil organizada en Bolivia, que muy probablemente sea el reflejo de una debilidad institucional más amplia.

El contexto político señalado incorporará las consecuencias de la inflexión de precios internacionales del petróleo, tras una década de bonanza sin precedente histórico, que resulta determinante para los precios del más importante rubro de exportación y de ingresos fiscales del país: el gas natural. La respuesta gubernamental ante esta nueva, y posiblemente duradera situación, consiste en la intensificación del extractivismo, a través de una agresiva política de inversión pública abrumadoramente orientada a la exploración y explotación de hidrocarburos en la Amazonia, incluyendo áreas protegidas como el Parque Nacional Madidi; así como una política de fortalecimiento del sector agropecuario, a través de una agresiva ampliación de la frontera agrícola a cargo del sector privado, a costa del bosque tropical, entre otros.

En este marco desafiante, el movimiento ambientalista boliviano deberá escoger bien sus espacios prioritarios de movilización. Deberá maximizar sus posibilidades de construcción de consensos y propuestas a través de la densificación y, en lo posible, expansión de sus redes, incluyendo, entre otros, el mejor aprovechamiento de las redes sociales para extender la legitimidad social de sus causas, que aún se mantienen en el ámbito de lo marginal.

A fin de ampliar la audiencia y la participación de segmentos de la población boliviana, conviene aprovechar tanto como sea posible la dinámica informativa de los medios masivos nacionales e internacionales alrededor de los señalados momentos clave de la agenda internacional, con el propósito de posicionar mejor en la conciencia ciudadana las temáticas correspondientes a cada caso: desarrollo sostenible o “Vivir Bien” y cambio climático.

Será muy importante identificar enfoques que permitan el tratamiento de asuntos prioritarios en clave de bien común y en horizonte intergeneracional; es decir, desde un punto de vista que tenga mejores opciones de no sucumbir en el conflicto de las diferencias político partidarias coyunturales, sino que se inscriba en una perspectiva más estratégica y fuertemente apoyada en evidencia científica. Las alianzas con la academia, insuficientes hoy, son de especial importancia para generar procesos de generación, construcción colectiva, fortalecimiento mutuo y divulgación del conocimiento.

El contexto internacional ofrece algunas señales que, aunque altamente insuficientes, resultan alentadoras al hacer más consistentes y reales las vías alternativas. Este es el caso de las transiciones energéticas de países como Alemania, Dinamarca, Costa Rica o Uruguay, que tendrán efectos multiplicadores que van mucho más allá de la reducción de emisiones en cada uno de estos países. Traen aparejados procesos de aprendizaje y de puesta a prueba de tecnologías y modelos que mejorarán el bagaje de experiencia e instrumentos disponibles. El movimiento civil ambientalista boliviano debe procurar estar al tanto de estos procesos y de posibles oportunidades derivadas, que incluyen la disponibilidad de ejemplos reales que muestran (con todas las limitaciones e imposibilidades de la extrapolación) la viabilidad de avanzar hacia modelos sostenibles de convivencia social. 

Fotofinal2.jpg

“Eventos Bolivia” en la Cumbre de los Pueblos de Lima en diciembre de 2014

Desafíos específicos relacionados con el cambio climático: COP 21

Las posibilidades y capacidades de incidencia internacional del movimiento civil boliviano en la esfera no gubernamental de las COP son, a pesar de todo, importantes. El indiscutible liderazgo internacional del presidente Morales en materia del discurso de respeto a la Madre Tierra y de cuestionamiento de fondo al sistema capitalista ha provisto de una plataforma de redes que en la COP 20 han servido para un fin distinto: El cuestionamiento internacional de proyectos como la construcción de la carretera por el área más frágil y protegida del Parque Nacional y Territorio Indígena Isiboro Sécure (TIPNIS), la construcción de una central nuclear en el Altiplano y la anunciada pronta introducción de la fractura hidráulica para la exploración y explotación de hidrocarburos. Al parecer, estos cuestionamientos desembocaron en la cancelación de la presencia del presidente en la cabecera de la Marcha de los Pueblos que tuvo lugar en Lima.

Sin duda alguna, debe mantenerse y fortalecerse este ámbito de trabajo que, con todas sus limitaciones, es el único que permite la presión coordinada a los gobiernos a fin de que adopten las decisiones indispensables para minimizar los previsibles impactos del cambio climático. Es también el único espacio de trabajo conjunto para que la COP 21 reconozca y haga operativos principios como justicia climática, responsabilidades compartidas pero diferenciadas, financiamiento y transferencia tecnológica a países que así lo requieren. Es la esfera indispensable para seguir coordinando y materializando la solidaridad con las causas de otros países, incluyendo su difusión nacional.

El cambio climático en la esfera nacional nos conduce, necesariamente, a asuntos de fondo en términos de visiones de futuro y sostenibilidad. Es indispensable abrir sin más demora el debate en torno a la matriz energética y a la necesaria transición del país, en el mediano y largo plazo, de acuerdo a las condicionantes del contexto de cambio climático que demanda, entre otros, que más del 80% de las reservas probadas del mundo deba quedar bajo tierra (no ser explotadas) “para evitar una catástrofe climática”. Si bien Bolivia debería disponer de condiciones de cambio menos exigentes que países con mayor deuda climática, el cambio paulatino debe ser encarado desde ahora, justamente para minimizar los problemas y maximizar las ventajas, ¡que las hay!, para solo mencionar algunos: empleo, reducción de contaminación de aire, agua. La orientación general de esta ineludible transición debe apuntar a las energías renovables, y en ningún caso a energías peligrosas y más caras, como la nuclear. Finalmente, tomando en cuenta que una de las mejores políticas de adaptación al cambio climático y mitigación es la conservación de bosques, la sociedad civil debe proponerse resituar ese tema en el debate nacional sobre “desarrollo”.

Desafíos específicos: Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Aunque el circuito de participación social en este proceso es menos vibrante, corresponde el seguimiento a este importante marco referencial de orientación de políticas públicas hasta el 2030.

Los avances en el proceso de definición de los ODS muestran una persistente tensión entre la visión del “crecimiento sostenido” y la del desarrollo sostenible. Los conceptos alternativos como el “Vivir Bien” no están claramente integrados a la discusión, aunque hay propuestas que van en ese sentido.

En todo caso, y para finalizar, las evidentes e importantes relaciones entre ambos procesos, por sus efectos en futuras tomas de decisiones tanto en la esfera internacional como nacional, invitan a hacer todos los esfuerzos posibles, desde la sociedad civil, para mantener el seguimiento, la formulación de propuestas y la divulgación de la información relevante. Este es un año clave. Estar a la altura de las circunstancias es el desafío común.

 

 

« Volver
Por Toni Keppeler, 05 de Enero de 2015

De poco a poco el aumento del nivel del mar se come un archipiélago frente a la costa de Panamá. Casi 40.000 mil personas del pueblo de los Guna tendrán que mudarse a tierra firme.

Presento a continuación una versión resumida del reportaje original “Der Ort der Zuflucht versinkt im Meer” (Cuando tu hogar de refugio se hunde en el mar) del periodista alemán Toni Keppeler de Latinomedia.

Foto1050115 copia.jpg

[leer más]


Artículos anteriores:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34
Suscribirme al blog

Si desea recibir nuestros aportes directamente vía email,
por favor envíenos un mensaje al siguiente correo electrónico:
suscripcion@bolivian-mountains.org
Si no desea recibir más nuestros aportes por email,
por favor envíenos un mensaje a la misma dirección, colocando en el asunto
[Cancelar suscripción]

Buscar
Buscar
Filtros
Ámbitos Temáticos
Ámbitos Geográficos
Agenda
Enlaces comentados
Instituto Boliviano de la Montaña - BMI

El Instituto Boliviano de la Montaña - BMI es una fundación sin fines de lucro con ... [Visitar]

Lo mejor del Klimablog
Bolivia + 4
Diseño y Desarrollo: Aleph Consult