Por Dirk Hoffmann, 21 de Diciembre de 2015

Cuando el presidente de la reciente Conferencia Climática de París, Laurent Fabius, dejó caer su martillo en forma de hoja para aprobar el “Acuerdo de París”, la sala plenaria estalló en júbilo y largos aplausos.

Mientras que unos hablaban de un día histórico, otros criticaban el acuerdo como insuficiente e inútil. Presentamos a continuación un panorama de las opiniones ofrecidas por actores y observadores y un primer análisis de esta COP 21.

Foto1211215.jpg

El Acuerdo de París ha sido adoptado; fuente: UNFCCC

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 14 de Diciembre de 2015

Todos los participantes de las Conferencias Climáticas conocen la pelea de las pequeñas islas para sobrevivir frente a la amenaza del cambio climático, y como grupo organizado han podido hacer escuchar su voz. ¿Pero qué de los habitantes de las montañas, que también pertenecen a los más vulnerables y marginalizados en el mundo?

Para aumentar la visibilidad de las poblaciones de montaña, el 11 de diciembre se organizó un evento para celebrar el Día Internacional de la Montaña en el programa paralelo de la COP 21 de París. Pero esta no es la única iniciativa: Bajo liderazgo de Suiza se está pidiendo al IPCC, el gremio científico de la Convención Climática, la elaboración de un “informe especial” sobre montañas.

Foto1141215.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 07 de Diciembre de 2015

Todos los países miembros de la Convención Climática (CMNUCC) tenían hasta el 1º de octubre para preparar sus Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional (INDCs), que de manera agregada, definen el nivel de la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero frente al reto de limitar el aumento de temperatura por debajo de los 2 °C.

Ya antes del comienzo de la COP 21 el secretariado de la Convención Climática, el Programa de las Naciones Unidas de Medio Ambiente (PNUMA) y la Red de Acción Climática (Climate Action Network – CAN) han presentado sus respectivos análisis sobre el conjunto de las contribuciones nacionales, como base para las negociaciones de París. Es resultado es más que decepcionante: Estamos camino a un mundo 3 o 4 grados más caliente.

Foto171215.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 30 de Noviembre de 2015

A pocos días de los atentados terroristas de París hablamos con Pablo Solón* sobre las perspectivas desde Bolivia sobre las negociaciones climáticas de la COP 21 en París, que está comenzando hoy día.

Pablo Solón es el director ejecutivo de la Fundación Solón y parte del Encuentro de la Sociedad Boliviana frente al Cambio Climático. Fue ex-negociador de Bolivia en las Conferencias Climáticas hasta 2011.

Foto1301115.jpg

 “Le Petit Cambodge”, lugar de los atentados del 13 de noviembre, en el día de la Marcha Climática Global en París

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 27 de Noviembre de 2015

A pocos días del comienzo de la vigesimoprimera Conferencia Climática de las Naciones Unidas COP 21, miles de personas en todo el mundo están preparando marchas por el clima en señal a los gobiernos reunidos en París de la urgencia de tomar medidas contundentes para la estabilización del clima.

Mientras que en París las activistas están buscando vías alternativas de expresar sus demandas hacia la COP 21 después de la prohibición oficial de la gran marcha climática prevista para el domingo 29 de noviembre, en La Paz y otras ciudades de Bolivia se sigue con la organización de marchas para este día. Presentamos abajo una versión levemente recortada de la convocatoria a la “Marcha global por el clima y la paz” en la ciudad de La Paz.

Foto1 copia.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann y Samuel Nussbaumer, 23 de Noviembre de 2015

Entre el 4 y 8 de octubre tuvo lugar en Perth, Escocia, la mayor conferencia global sobre la investigación en zonas de montañas, “Montañas de nuestra Tierra Futura” (Mountains of our Future Earth).

Al igual que en su versión anterior en 2010, el cambio climático era nuevamente el tema central. El Instituto Boliviano de la Montaña (BMI) estaba presente con presentaciones sobre el retroceso glaciar y la adaptación al cambio climático en zonas de alta montaña.

Foto1231115.jpg

“Montañas de nuestra Tierra Futura”

[leer más]
Por Dirk Hoffmann y Eduardo Gudynas, 16 de Noviembre de 2015

En puertas de la Conferencia Climática de las Naciones Unidas (COP 21) de París, el  Instituto Boliviano de la Montaña (BMI) acaba de publicar el libro Cambio climático en Bolivia. Lo mejor del Klimablog 2013-2015, una selección de los mejores artículos del Klimablog de los últimos dos años.

A continuación presentamos el prólogo al libro escrito por Eduardo Gudynas, uno de los más destacados representantes de la corriente de pensamiento socio-ecológica en América Latina, a quien ya en varias ocasiones hemos podido presentar en el Klimablog.

Foto1161115.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 09 de Noviembre de 2015
« Volver

Durante los meses de septiembre y octubre, buena parte del sudeste asiático se encontraba cubierto por un manto denso de humo tóxico, afectando a cientos de millones de personas en Indonesia, Malasia y Singapur. Son los incendios más fuertes desde los fuegos récord del año 1997/98, cuando se quemaron 6 millones de hectáreas, y que era el último El Niño fuerte registrado en la cuenca del Pacífico.

Este año, Indonesia ha visto más de 100.000 incendios en diferentes partes del país. Con las emisiones de dióxido de carbono resultantes de esta quema masiva de bosques y pantanos secos,el país se ha ganado el puesto de cuarto emisor de gases de efecto invernadero del mundo, un mal augurio para la próxima COP 21 en París que comenzará en tres semanas.

Foto1091115.jpg

Humo de los incendios en Sumatra, Indonesia; fuente: NASA, 24/09/15

Indonesia prende fuego a su futuro

A finales de octubre, se registraban 115.000 fuegos activos en todo el archipiélago indonesio, con mayor incidencia en las provincias de Riau y Jami en la isla de Sumatra y Kalimantan centro y oeste en Borneo. Según cifras oficiales, ya se habían quemado 1,7 millones de hectáreas de bosque y vegetación. Otras fuentes hablan de más de 2 millones de hectáreas destruidas por incendios hasta fines de octubre.

Al igual que en Bolivia, al final de la época seca y poco antes de la esperada llegada del monzón, grandes y pequeños productores agrícolas prenden fuego al bosque natural y la vegetación local para preparar los campos para sus cultivos. Cada año se agregan nuevas superficies, ampliando la frontera agrícola para la producción de alimentos y plantaciones de exportación; soya en el caso boliviano, palma de aceite en Indonesia.

Pero hay una diferencia importante: Una gran parte de los fuegos en Indonesia se registran en “bosques de turberas” (peat forests), donde además de la vegetación viva y visible, se queman turberas con una grosor de varios metros, aumentando de manera vertiginosa la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos por las quemas e incendios. Las turberas son suelos que consisten de una mezcla de arena y restos vegetales parcialmente descompuestas y enterrados cientos y miles de años atrás.

Otro problema de los fuegos en bosques de turberas es que no se los puede extinguir de forma convencional. Una vez extinguidas las llamas en las superficies, los núcleos del fuego persisten y avanzan de forma subterránea, que tiene por consecuencia que los incendios rebrotan con mucha frecuencia y perduran por muchas semanas. En consecuencia, muchos millones de habitantes han tenido que respirar humos tóxicos por muchas semanas, lo que ha afectado la salud especialmente a niños y personas de la tercera edad. El humo tóxico no solamente afectó buena parte del país, sino también millones de personas del sudeste asiático, principalmente en Malasia y Singapur.

Uno de cada cinco incendios tiene inicio dentro de concesiones para palma de aceite, lo que muestra que estos emprendimientos comerciales a gran escala no son ni el único ni el principal responsable de los más de 100.000 fuegos. Una ironía al margen: las mayores inversionistas de estas plantaciones son empresas de Malasia y Singapur – dos de los países más afectados por el humo de los incendios.

Pero los humanos no son los únicos que sufren las consecuencias de los fuegos y quemas descontroladas, sino también la vida salvaje. Por efecto directo de las quemas, innumerables animales son quemados y diferentes especies pierden su hábitat.

“Habrá un impacto enorme sobre especies en peligro de extinción, porque necesitan de un hábitat de grandes dimensiones”, dice Yuyun Indradi, líder de campaña de Greenpeace Indonesia. “Y si se pierde este, aumentarán los conflictos entre la gente y los animales sobre tierras, especialmente con elefantes y tigres”.

Millones de otros animales sufren de los humos constantes, como las últimas poblaciones de orangutanes viviendo en libertad todavía. Reportes sobre la evacuación de orangutanes de parques nacionales y centros de rehabilitación han captado por ratos la mayor atención mediática en relación a los recientes quemas e incendios.

Otra vez se nota la mano de El Niño

Las causas de la reciente “catástrofe natural” son, como muchas veces, múltiples e incluyen el accionar del hombre. “En su estado natural todas estas tierras son cubiertas por bosques tropicales siempre verdes, que son en esencia pantanos, húmedos durante todo el año”, explica David Gaveau, científico del Centro Internacional para la Investigación Forestal (CIFOR). “Pero si se comienza a drenar estas áreas, la turba está siendo expuesta al sol y se seca completamente, y es ahora que prende fuego y quema fácilmente”.

Esto es exactamente lo que ha pasado en Indonesia a gran escala a partir de mediados de los años 90. Para ganar tierras agrícolas, sobre todo para cultivar arroz a gran escala y plantaciones industriales de palma de aceite, regiones enteras han sido drenadas – con las consecuencias que ahora se sufre año tras año.

“La única forma de parar este ciclo devastador es de re-humedecer estas turberas disecadas, devolverles su equilibrio hidrológico, y restaurar la vegetación natural”, resume Gaveau “Sólo así será posible frenar los fuegos de turberas descontroladas”.

Pero en este año la presencia de El Niño ha empeorado la sequía en Indonesia, que es la condición básica para que las quemas agrícolas salgan de control y causen incendios de mucha mayor magnitud.

Ya en los años 1997-98 el mundo evidenció un evento El Niño de dimensiones parecidas al de ahora (y que continuará hacia inicios de 2016). En aquella ocasión, los fuegos consumían alrededor de 6 millones de hectáreas y se calculó el daño económico en por lo menos 8,5 mil millones de dólares, según reporta CIFOR. La cantidad de dióxido de carbono emitido ha sido calculado en 1,45 Gt.

Queda claro, que el fenómeno de El Niño tiene impactos directos sobre las emisiones de Indonesia. No es ninguna buena noticia saber que si el curso ascendente del calentamiento global persiste, los científicos esperan una duplicación de eventos extremos de El Niño.

Foto2091115.jpg

Bomberos luchando con los incendios; fuente: CIFOR

Las INDCs de Indonesia

En sus Contribuciones Previstas y Nacionalmente Determinadas (INDCs, por sus siglas en inglés) hacia la Convención Climática, el gobierno de Indonesia primero describe el contexto nacional, enfatizando su condición de país democrático que alberga la cuarta mayor población a nivel mundial, y luego define la lucha contra la pobreza como su tarea principal para los próximos años y decenios.

Indonesia manifiesta que entiende sus esfuerzos como parte de la trayectoria del país hacia una economía de bajo carbono. Las metas concretas propuestas por el país no necesariamente confirman esta ambición. El gobierno se ha comprometido de reducir las emisiones en 26% hasta el año 2020 comparado con 2010 – referente a un pronosticado aumento de emisiones en una trayectoria del “hacer todo como siempre se ha hecho” (business as usual - BAU). Esto significa, en términos reales, un aumento de emisiones. Se estima que el 85% de las emisiones de Indonesia provienen del cambio de uso de suelo y forestación.

La meta para el año 2030 es de 29% (comparado con el año base 2030), nuevamente frente a un escenario sin medidas de mitigación, lo que nuevamente significa un aumento de emisiones. “El escenario de referencia BAU proyecta emisiones de 2,881 GtCO2e en 2030”, para el total de gases de efecto invernadero. Para 2005, esta cifra había sido estimada en 1,8 GtCO2e, lo que permite verificar el aumento de emisiones previstas a través de las Contribuciones Previstas del país.

La misma constatación de que “Indonesia ha dado pasos significativos para reducir las emisiones del cambio de uso de suelo y forestación”, sin embargo, parece poco sustancial frente a las quemas masivas que se han registrado durante los últimos dos meses y que establecen el país como cuarto emisor de gases de efecto invernadero a nivel global.

Primeras estimaciones para los incendios de 2015 calculan emisiones adicionales de entre 1 y 1,5 Gt de dióxido de carbono, más que las emisiones totales de países como Alemania o Japón. El Instituto de Recursos Globales (WRI, World Resources Institute) ha calculado una cifra mayor todavía para las emisiones de CO2 de los fuegos en Indonesia: 1,62 Gt – mayor que las emisiones de Rusia y cerca del total de aquellas de Brasil.

Esto debería tener implicaciones significativas para la posición de Indonesia en las negociaciones climáticas de París, que se iniciarán en apenas tres semanas.

 

 

 

« Volver
Por Dirk Hoffmann, 02 de Noviembre de 2015

Durante el mes de noviembre, a cuatro semanas del comienzo de la Conferencia Climática COP 21 en París, se desarrollarán varios eventos sobre los efectos del calentamiento global en la ciudad de La Paz, con el objetivo de concientizar y motivar a la población de tomar un rol activo en la mitigación y adaptación al cambio climático.

Una buena parte de las actividades programadas corresponden a la Agenda Climática Municipal de La Paz, lo que muestra el rol importante que pueden y deben jugar las ciudades en la lucha contra el cambio climático. Todo culmina el día 29 de noviembre, fecha de la gran Marcha Climática Global, con una marcha en el centro paceño, al cual convocan tanto el gobierno municipal como los grupos climáticos de la sociedad civil.

Foto1021115.jpg

[leer más]
Por Moira Zuazo y Dirk Hoffmann, 26 de Octubre de 2015

A finales de la semana pasada, frente a las costas de México en el Pacífico oriental, emergió el huracán “Patricia”, el más fuerte jamás medido en el hemisferio americano con vientos sostenidos de 305 km/h.

Debido a una mezcla de factores, entre ellos la oportuna implementación de medidas preventivas del Estado mexicano y el hecho de que el ojo del huracán tocó tierra en una zona costera poco poblada, se evitaron saldos catastróficos. Aunque la mano del cambio climático es innegable, la mayoría de los políticos, periodistas y comentaristas evitaron mencionarlo.

Foto1261015.jpg

Imagen del huracán Patricia llegando a las costas de México; fuente: www.wunderground.com

[leer más]


Artículos anteriores:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34
Suscribirme al blog

Si desea recibir nuestros aportes directamente vía email,
por favor envíenos un mensaje al siguiente correo electrónico:
suscripcion@bolivian-mountains.org
Si no desea recibir más nuestros aportes por email,
por favor envíenos un mensaje a la misma dirección, colocando en el asunto
[Cancelar suscripción]

Buscar
Buscar
Filtros
Ámbitos Temáticos
Ámbitos Geográficos
Agenda
Enlaces comentados
Instituto Boliviano de la Montaña - BMI

El Instituto Boliviano de la Montaña - BMI es una fundación sin fines de lucro con ... [Visitar]

Lo mejor del Klimablog
Bolivia + 4
Diseño y Desarrollo: Aleph Consult